viernes, 14 de enero de 2011

Never, never, never

He de reconocer que cuando terminó el partido mi ira sólo se centraba en cómo Filipe Luis puede ser tan blandito para despejar con la pata de palo en el minuto 90. En cómo Domínguez pudo volver a caerse (el esperpento fue idéntico al 1-0 de Alicante) y en por qué, una vez más, regalamos goles al Madrid que, en este caso, nos abocan de un ilusionante 2-1 a un irremontable 3-1 (Seamos sinceros, un equipo que no ha ganado al Madrid en once años, ¿ahora lo va a hacer por dos goles...?).
Vi el partido obcecado. Me mandaron a una sala con un realizador a elegir las mejores jugadas del partido y las polémicas (Increíble Mateu Lahoz, que no pitó NADA) a través de una señal limpia, sin comentarios de ninguna cadena.
Y allí, me convertí en un “chico” de Quique más. Dedicado a achicar balones con la mente, esforzándome en descontar cada minuto para llegar al 90 y soñando con que el Kun hiciera alguna genialidad en una contra.
Pero no hubo contra mágica más que la del minuto siete, y en la eterna sucesión de pelotazos en nuestra área la fatalidad quiso que el castigo definitivo llegara cuando más duele. Sobre la bocina. En cualquier caso, no nos engañermos. Ese gol de Ozil pudo caer mucho antes.

TRAS EL PARTIDO, ABRÍ LOS OJOS
Comencé a abrir los ojos según leí la incendiaria crónica de Ennio, del blog “Y los sueños, sueños son”. Agresiva, sí, pero realista.
Según avanzaba en su texto, me fui dando cuenta de que, efectivamente, lo que el Atleti había protagonizado en Chamartín fue un triste parapeto de equipo pequeño.
Agarrados en la primera parte a que el resultado era de empate, pero sin hilvanar tres pases consecutivos en todo el encuentro. Y no es una forma de hablar.
Después fue mi novia la que me contaba que por la radio habían dicho que el Atleti había jugado fatal. Y, finalmente, un compañero que estuvo en el Bernabéu me pregunta: ¿Cómo se ha visto aquí? Allí ha parecido un asedio...

ASEDIO MADRIDISTA
Y por desgracia, así fue. A los tres minutos de juego, Ozil la cruza en exceso. A los cinco, un disparo de Cristiano rebota en un defensa y, por suerte, termina en corner. A los nueve, pared Marcelo-Cristiano que termina lamiendo el poste. Y a los diez, trallazo envenenado de Cristiano que despeja De Gea.
Entre medias marcó el Atleti, sí. Pero el asedio fue blanco.
Al menos pude cantar un gol. Reyes deja solo a Agüero, que, en línea con el defensa (Por Dios, ¡¿que ahora tener más adelantado un brazo es fuera de juego?!), dribla a Casillas y es derribado por éste, pero el rechace cae a pies de Forlán, que empuja a la red (0-1). Todavía tengo la duda de si, sin mediar Forlán, el bueno de Mateu hubiera pitado el penalti.
Sobre el uruguayo comentar, que en zona mixta volvió a decir que si llega una buena oferta se estudiará. ¿Es que llevar el brazalete no exige un mínimo de compromiso y de respeto por este club?

Pero sigamos con el cerco madridista. A los 13, Ramos saltó más que nadie para poner las tablas e instaurar la lógica. Lo que no es lógico, por cierto, es que en cuatro de las últimas cinco visitas al Bernabéu el Atleti se haya adelantado (en todas menos este año en Liga), y sólo se haya arañado un empate...

JUANFRAN TITULAR EL PRIMER DÍA... ¿Y ELÍAS?
Tras el tanto blanco, hubo unos minutos de tregua, interrumpidos por una posible mano de Ramos dentro del área a centro de Juanfran. El extremo estuvo bien en la primera parte, y desaparecido en la segunda. Cualquiera diría que le falta ritmo.
Al que debe faltárselo es a Elías que, tras un mes aquí y ya con el transfer, no entró en la convocatoria. Mientras que Juanfran, presentado el miércoles, jugaba ya de titular el jueves (¿Cómo sentaría esto en el vestuario?).
Muy normal, por otra parte, en un claro mensaje del caos total de este club, que vende titulares para los que no hay recambio y hace gala de sus urgencias creadas y de sus miserias.
Volviendo al partido, Reyes empezaba a perder balones en campo propio por ponerse a regatear. Hasta tres pérdidas por arriesgar le conté en su propio terreno. ¿Es que Xabi Alonso no le enseñó la lección en Liga.

GRAN DI MARÍA, Y EL ATLETI... EN LA GRADA
Y mientras, Di María daba muestras de lo acertadísimo de su fichaje taladrando por la izquierda. Exigió a De Gea dos paradones (hizo otro espectacular a Carvalho), desbordó a Ujfalusi y Juanfran en repetidas ocasiones, centro, dribló... Enorme.
La presión asfixiante del Madrid ahogaba a un Atleti inoperante, cuyas únicas señales de vida venían desde la grada, donde la afición que más alienta de este mundo (ya no sé si la mejor) callaba al Bernabéu con su “¡Atleeeeetiiiii, Atleeeeetiiiii!”.

ÚLTIMOS EXTERTORES EN LA SEGUNDA
El segundo acto pareció comenzar mejor. Los blancos no apretaban tanto. Tan sólo Cristiano remataba cabezas (la de Perea), recorría el campo de lado a lado y disparaba desde donde fuera (con 20 tiros por partido, ¿cómo no va a marcar siempre?).
Y los rojiblancos sí llegaban. Primero fue Kun el que se topó con Casillas, y más tarde, tras marcharse con facilidad de Ramos después de controlar con el p-e-c-h-o, sacó un disparo que despejó el meta blanco y Forlán, con todo a favor, la estrelló en el poste. Ahí estuvo la eliminatoria.
Al minuto, Cristiano Ronaldo, que pasaba por allí (en el inicio de la jugada venía andando de línea de fondo), remata con todo un sutil centro de Ozil al segundo palo (2-1). No voy a hablar más del porqué el Atleti no se fija en jugadores como Ozil. Porque hay más. Y costó sólo 15 kilos.
De ahí al final, el Madrid continuó con su posesión 65-35, provocó un par de barullos en el área en los que Cristiano intentó marcar de tacón, Sergio Ramos dejó su sello a Kun sin que el árbitro pitara ni falta, y hasta hubo una trapisonda porque el Atleti después no devolvió el balón (feo gesto).
Y cuando al menos nos felicitábamos porque el resultado nos dejaba un partido de vuelta difícil, pero esperanzador, llegó el 3-1 relatado al principio.

“NUEVER, NUEVER, NUEVER”
Pero qué se puede esperar de un equipo cuya visita al Bernabéu en un derbi de Copa queda desplazada a un segundo plano por el “Nuever, nuever, nuever” de Florentino en el periódico deportivo más leído de este país. ¿La prensa es madridista? Sí. Pero el Atleti no hace méritos para ganar más protagonismo. También.
Por ello, en las tertulias prepartido se hablaba de si el Madrid debe fichar a Adebayor o a Klose, y esta mañana ése seguía siendo el tema central. Y al que quiera hablar de que el cáncer que impide crecer al Atlético de Madrid está arriba, se le ríe el chiste, y a volver a hablar de Benzema.
Así, al Real Madrid no se le ganará "Never, never, never".
Y lo de anoche, una pachanga.

6 comentarios :

Ennio Sotanaz dijo...

Gracias por la mención ;-)

Me parece una acertada reflexión cuando las sensaciones del partido ya se han asentado.

Saludos,

Gontxo dijo...

Fue un asedio sí. De Gea salvó 3 goles en la primera parte y en la segunda el Atleti estuvo muy agazapado. Pero sigue dando rabia el encajar ese tercer gol teniendo tan cerca el 2-1...

Se pueden hablar de muchas cosas. Mateu Lahoz siempre pita así. Y a mi no me gusta. Es exageradamente reacio a pitar algo. Por eso, reclamar faltas como la de Ramos a Aguero en el gol del Madrid cuesta, porque es un arbitro que no casi no pita nada. Y es desesperante. Y, por cierto, al Atletico, le hubiera venido mejor un partido mucho más pausado.

Del Atletico se fue descomponiendo. Juanfran desapareció en la 2ª parte y no contribuyó en defensa (MArcelo hizo partidazo), Forlan salvo el gol no hizo nada y no tiene pinta de que espabile (siempre dicen que hace mejor 2ª vuelta pero esto no siempre funciona), la defensa frágil (lo de Filipe es muy grave) y nada... 3-1... Muy dificil para la vuelta.

Rafael dijo...

Totalmente de acuerdo en todo.
No sabia lo de las tertulias, que hablen de Benzema y cía, y ni siquiera hablen del derbi, pues lo dice todo.
Eso sí, cuando sale un valiente a denunciar a los Golfos que rápido salen en resto de tertulianos a callarlo, no vaya a ser que la gente escuche al periodista y les de por despertarse y echar a los Golfos. Saben que si se van los Golfos podemos volver a toser al Trampas y claro, no interesa, lo que interesa es tenernos de bufón. Un Saludo

amin dijo...

Lamentable lo de ayer, como dices x lo menos pudimso cantar un gol xo vamos nos daban mil vueltas... Fueron 3 xo podrían haber sido muchos más.. la vuelta la espero sin ningún tipo de esperanza, tan solo espero que no hagan el ridículo.
un beso

Nico García dijo...

Como le he dicho a otro bloguero del Atleti, Jairo, lo bueno es que aún está abierta la eliminatoria!!
Saludos desde La Escuadra de Mago

Wario dijo...

Fue, como diría el señor Calderón (el vikingo, no el bueno) un chorreo. Aguantamos como pudimos, hasta que pasó lo que tenía que pasar.

Cuando cedes el balón todo el partido a un equipo con jugadores de tanta clase... Aunque a mi me extrañó que el Madrid diese tantos palos, pero bueno.

Por cierto, no sé si a alguien más le pasa, pero a mi me cuesta un poco leer los comentarios con ese color de letra, no sé si un color claro no le iría mejor ;)

Paseo Melancólicos