miércoles, 27 de noviembre de 2013

El Atleti sigue sumando en la Champions

Era un partido de trámite. Las cuatro victorias en cuatro partidos en esta vuelta del Atleti a la Champions permitían que los rojiblancos pudieran pasearse por el Stadion Petrovsky igual que lo habían hecho antes por la Iglesia del Salvador sobre la sangre derramada de San Petersburgo.
Sin embargo, el equipo del Cholo Simeone no sabe lo que es pasearse y, pese a las novedades (Alderweireld, Insúa, Guilavogui, el Cebolla y Adrián fueron titulares), los colchoneros completaron un buen encuentro, con una intensidad con la que cualquier espectador ajeno a la clasificación se habría sorprendido de que el Atlético de Madrid no se jugara nada.

DOMINÓ MÁS EL ZENIT
Dominó más el Zenit, especialmente en la primera parte, pero de cara a gol sólo tienen a Hulk, que probó a Courtois con un descomunal zapatazo, y a Shatov, extremo rápido y de clase.
En el Atleti destacaban especialmente Juanfran, que lo cortaba todo en defensa (incluida una colada del propio Shatov que le valió la amarilla que buscaba para pasar limpio a octavos), y Koke. Un Koke al que ya sólo le faltaba pegarla bien desde lejos para rozar la perfección. Y de esa suerte a punto estuvo de sorprender a Lodigin al borde del descanso. Un buen amigo atlético me decía ayer mismo que a ver lo que tarda en llevárselo el Barça. Esperemos que por una vez se ilumine la bombilla de nuestra directiva y blinden al chaval. Es un activo del club, marca la identidad y el salto de calidad que debe perseguir este Atleti. Y ya está bien de dejar escapar a valores de la casa como ocurrió con Torres o De Gea.

OTRO GOLITO DE ADRIÁN
En la segunda parte Adrián, que está rápido y parece que mejora, aunque aún alterna toques en los que parece habérsele olvidado lo que es un balón, puso el 0-1 en una buena definición a asistencia de Raúl García. Genial noticia que el asturiano, que tiene un enorme potencial para volver a rendir al nivel mostrado hace dos temporadas, encadene dos goles consecutivos.
Mientras tanto, Raúl García, el que nunca hace nada, añadió a su asistencia una exquisited con una vaselina que repelió el larguero. Como siga a este ritmo, algunos de los que le crucificaban se terminan comprando la rojiblanca con el 8.
Sin embargo, a falta de cuarto de hora un centro desde la derecha lo peinó con su peculiar melena Alderweireld y Courtois quedó tan deslumbrado que se dedicó a acompañar con la vista la parabola... que acabó en su portería, por cierto (1-1). “Vaya cantada del Palomo”, me escribía por whatsapp otro amigo que leyó mi entrevista la semana pasada.

DE AUTOGOL EN AUTOGOL
Un dato curioso. Los tres únicos partidos que el Atleti no ha ganado esta temporada (sin contar la Supercopa) han sido a causa de un autogol: Courtois en Cornellá (1-0); Juanfran en Villarreal (1-1); y anoche Alderweireld en San Petersburgo.

SUMA UN PUNTO... DE RESPETO
El punto es lo de menos, aunque siempre es importante seguir manteniéndose invicto en la Champions. Lo de más, es continuar sumando respeto en el viejo continente y saber que también se puede contar con los menos habituales. Aunque en el caso de Guilavogui, si esto es lo que ofrece en los entrenamientos (complicaciones cero) es normal que no le quite el puesto a ninguno de nuestros mediocentros.
Ya sólo queda el Oporto en esta primera fase. Y quiero una victoria. No lo olviden, ellos nos echaron de Champions. Dos veces. Las dos últimas. Y yo soy de aquellos a los que les gusta vengarse...

1 comentarios :

Mario García dijo...

Pues sí Jose, yo también quiero venganza.

Del partido, otra vez Raúl García enorme, así como Miranda. Adrián bien, sigue creciendo como dijo el Cholo.

Guilavogui no estuvo mal, en la segunda parte algo mejor.

Un saludo desde Paseo Melancólicos.