jueves, 29 de agosto de 2013

“Humildad, orgullo y coraje”

Las palabras no son mías, son de Don Diego Pablo Simeone, y definen a la perfección cómo el Atlético de Madrid ha peleado esta Supercopa al FC Barcelona. Palabras que salen de la boca de un hombre que ha conseguido un Atlético “más acorde con su historia, ganador, que pelea y que lucha". Esta reflexión tampoco es mía. La hizo Javier Mascherano al micrófono de TVE al terminar el choque.
Cuando uno escucha a Simeone después del partido, uno se siente orgulloso de que por fin haya cogido los mandos de este equipo un “hombre de club”, que ama a este escudo, que fue protagonista del último gran Atleti campeón y que ahora desde el banquillo ha sido capaz de plasmar esos valores nuevamente en el campo y “cambiarlo todo” (como también dijo Mascherano) y devolver al Atleti a lo que fue. Un equipo capaz de competir con Madrid y Barça. Y ya no es palabrería. Lo ha demostrado tanto en la Copa del Rey como ahora en la Supercopa. Los títulos en los que ahora mismo el Atleti sí puede plantar batalla a los dos transatlánticos hasta que, como reclama el Cholo, haya un reparto más equitativo de los derechos de televisión.

LOS ELOGIOS DE MASCHERANO
Pero cuando uno escucha posteriormente a un rival como Javier Mascherano, uno de los hombres que mejor y más claro habla actualmente en nuestro fútbol, y le escucha decir lo que dijo, y añadir que ha sido una final “muy pareja. Sabíamos que iba a ser dura porque enfrente teníamos un equipo que te hace las cosas muy complicadas. Que sabe a lo que juega y lo hace realmente bien. Hay que felicitarlo porque compiten de una manera muy buena”.
Entonces uno se da cuenta de que realmente este Atlético de Madrid ha vuelto a ser grande y que, pese a haber perdido este título, vendrán más, porque ha llegado un hombre al vestuario que está consiguiendo hacer rendir a esta plantilla muy por encima de sus posibilidades, pero en consonancia con el escudo que defienden.
Deseo que Simeone pueda cumplir su contrato hasta 2017 (algo que dudaba cuando lo firmó) y que Miguel Ángel Gil Marín y Enrique Cerezo no le echen como echaron a Torres, Agüero o De Gea vendiendo a futbolistas (como ahora Demichelis) y no ayudando al Cholo a “seguir creciendo”.
Si continúa, la Supercopa de anoche voló, pero los títulos seguirán llegando.


UN ATLETI MUY COMPETITIVO
Comenzó el choque del Camp Nou como un calco del partido del Calderón (que no me gustó, sobre todo la segunda parte). Un Atleti muy metido atrás, con Villa como hombre más arriba sólo 20 metros por delante del área, y un 75%-25% de posesión para el Barça.
Con el equipo tan atrás, parece imposible aguantar 90 minutos en el Camp Nou. Más cuando en los diez primeros minutos Messi está a punto de plantarse solo tras un gran pase de Busquets rasgando la zaga rojiblanca, y un centro pasado de Jordi Alba al que no llega Alexis.
Sin embargo, ese dominio tan abrumador se va apagando con el paso de los minutos. Los del Tata Martino (con Iniesta y Pedro suplente) no encuentran el camino, y el Atleti empieza a dar visos de que en la contra puede hacer daño. En un importante aviso, Jordi Alba derriba a Diego Costa cuando podía escaparse solo. Pero el linier señala fuera de juego.
En la recta final del primer acto, los de Simeone se van creciendo. No sólo salen de la cueva, sino que lo hacen tocando de lujo. Así, en un primer ataque, Diego Costa deja solo en el flanco derecho a Gabi (que no se atreve con el gol), pero éste cede en la frontal a Koke, cuyo disparo de primeras sale flojo y fácil para Valdés.
En la siguiente no lo tuvo tan fácil el meta catalán. Nueva triangulación preciosa entre Villa, Koke y Arda Turan y el turco, tras tumbar a Piqué con un recorte, la pega con el exterior y se encuentra una prodigiosa manopla de Víctor Valdés. El Atleti metía el miedo en el cuerpo del Barça. Y con esa sensación llegaba el descanso.

NUEVO PARADÓN DEL GRAN VALDÉS
Los minutos del segundo tiempo empezaban a consumirse sin novedades, y le preguntaba a mi padre cómo
sería la reacción de los colchoneros en la recta final, donde ya llegar vivos no sería suficiente, y habría que arriesgar ante un 0-0 que te dejaba sin título.
A punto estuvo el Atleti de no necesitar esa arreón final. Villa, casi inédito durante todo el choque, se sacó un derechazo ajustado a la cepa del palo izquierdo de Valdés, allí donde se la coló en la ida, pero esta vez se encontró con una estirada prodigiosa del meta blaugrana. Echarán de menos al de Hospitalet de Llobregat en el Camp Nou. No en vano, es el hombre con más Zamoras en la historia de la Liga (cinco, junto al también culé Antoni Ramallets) y habría conseguido el sexto el año pasado de no ser por Thibaut Courtois (que sorprendentemente tuvo poco trabajo anoche).

EL GUIRIGAY FINAL
Por desgracia, sería la última ocasión clara del Atlético. El Barça volvió a coger el manejo del encuentro, el Atleti empezó a acusar el cansancio, y el reloj de arena comenzó a consumirse desvaneciéndose el sueño rojiblanco.
Un reloj de arena que avanzó pausado, como el ritmo de juego culé, hasta la traca final. A falta de diez minutos, Alvés aparece tirado en el suelo tras una jugada que termina en banda contraria. Y es al linier de esa banda al que consulta Fernández Borbalán. El colegiado, hasta entonces correcto, pese a las continuas charlas de Messi, Piqué y compañía, saca la roja a Filipe por lo que después se confirmó como un manotazo a Alvés después de una jugada en la que ambos decidieron bracear varios metros.
Un Atleti extenuado y con diez poco pudo hacer ya en el tiempo restante, más que aguantar estoicamente y aún mantener su puerta a cero, pese a que aún disfrutó el Barça de un penalti pitado a Miranda sobre Pedro, que Leo Messi (que tuvo varios gestos despectivos hacia Filipe) se encargó de estrellar en el larguero.


DERROCHANDO CORAJE Y CORAZÓN
El Atleti murió de pie. Ver cómo a extranjeros que llevan dos o tres años en el club, como Filipe o Arda Turan (también expulsado en el banquillo... Bajas sensibles para Anoeta...), se les hincha la vena por ver perder un título a su equipo, hace sentirse muy orgulloso del equipo que tenemos. Por fin hay alguien que sabe transmitirles qué significa el “porque luchan como hermanos, derrochando coraje y corazón”.

5 comentarios :

elglorioso dijo...

"Un Grande con Memoria"... por fin. Felicidades una vez más y una temporada más disfrutando de tus crónicas. Un saludo

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

Gracias Glorioso! Hemos tenido la suerte de que un hombre como Simeone, protagonista de la última época "gloriosa", haya ayudado al club a "recordar" y a recuperar la memoria perdida.
Un placer contar contigo un año más como lector.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola :

Me llamo Angelica Balmaceda soy administradora de un sitio web. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Creo que su sitio es muy atractivo para los usuarios que lo visitan, es por ello que solicito su permiso para incluir un enlace de su sitio en mi web.

Si estas de acuerdo házmelo saber enviando un mail a angelica.balmaceda@hotmail.com

Angelica Balmaceda

Anónimo dijo...

GRAN BLOG Y AUPA ATLETI!!!!

www.noticiasfutboleras1903.blogspot.com

Oscar Herrera - MarketingconRedesSociales dijo...

Muy buen artículo. Me parece que es muy interesante y aporta mucha información de la cual no estaba enterado.