viernes, 1 de noviembre de 2013

Ganar, ganar y ganar y volver a ganar

Era la temporada 2002-2003, Luis Aragonés había devuelto al Atleti a Primera tras el primer añito en el infierno fallido con Zambrano (5 jornadas), Marcos Alonso (30) y Carlos García Cantarero (7), y en la previa de un partido un periodista hizo una pregunta a Luis.
No recuerdo la cuestión, pero sí la respuesta. “Ganar, ganar, y ganar, y ganar, y volver a ganar; y ganar, y ganar, y ganar, y volver a ganar; y ganar, y ganar, y ganar... ¿Quieres qué siga? Eso es el fútbol”, contestó Don Luis Aragonés al periodista sacando su vena má
s vehemente.
Ese año el Atleti no pudo ser más que duodécimo (47 pts), a nueve puntos de la UEFA (el Barça fue sexto). Pero Luis Aragonés en más de un entrenamiento dijo a los suyos que su objetivo era entrar en Europa, pese a que tenía poco más a lo que agarrarse que a un Fernando Torres con 18 años, un Luis García cedido por el Barça y un equipo de retales con otros cedidos como Jose Mari, Coloccini y Albertini (Milán) o futbolistas venidos a menos como Javi Moreno, Sergi o Emerson. El portero era el Mono Burgos, por cierto.


EL CHOLO IMITÓ LA FRASE
Una década después, el Cholo Simeone repitió en parte la frase del que fue su entrenador en el Sevilla (1993-94) y no lo fue en el Atleti por poco (Luis sería sustituido a final de campaña por Gregorio Manzano para la 2003-04, cuando Simeone volvió al Atleti).
“No es fácil ganar, ganar, ganar y seguir ganando”, expresó el entrenador argentino, para después mostrar su “alegría” por el esfuerzo de los jugadores y continuar con su lema del partido a partido: “No pensamos más allá del Bilbao”.

EL MEJOR EQUIPO DE EUROPA
Y partido a partido el Atlético de Madrid ha ganado más que ningún equipo de Europa. Los rojiblancos han vencido en trece de sus catorce compromisos oficiales de esta temporada (10-0-1 en Liga y 3-0-0 en Champions); mientras que el Barcelona lo ha hecho en doce (10-1-0 y 2-1-0); el Real Madrid en once (8-1-2 y 3-0-0); y el Bayern de Munich, que es el único club de la Champions que lleva tres de tres junto a los dos madrileños, suma también once triunfos (8-2-0 en la Bundesliga y 3-0-0 en la Champions).

Y ESO QUE NO EMPEZÓ BIEN
Y es que el Atleti se ha acostumbrado a ganar bajo cualquier circunstancia y en casi cualquier campo. Pese a que no las tenía todas consigo en el incio, cuando el Granada acumuló una doble ocasión que rondó la red de Courtois. De hecho la encontró en la primera, pero por el lateral, en un disparo de Recio tras el enésimo balón a la espalda de Juanfran que se comió el alicantino. La pelota acabó en corner y ésta vez fue Courtois el que se la comió, pero supo responder en segunda instancia y rechazar el cabezazo, nuevamente, de Recio.
Juanfran suma arriba lo que resta abajo, y cinco minutos más tarde puso un buen centro al área que cabeceó Diego Costa, quien se encontró con una buena parada, muy de balonmano, de Roberto.

EL PRIMER PENALTI A VILLA
No hubo ninguna ocasión más por ninguno de ambos hasta el 0-1, pero el Granada daba sensación de peligro con Pereira y Brahimi, rapidísimos por ambas bandas, y uno torcía el gesto pensando en el daño que podría hacer una segunda derrota consecutiva a domicilio.
Pero ésta no llegó. A ocho del descanso, Villa controla un balón con el pecho dentro del área y Mainz aparece por detrás, como un elefante en una cacharrería, arrollando al asturiano. Penalti.
Al lanzamiento el Pichichi Diego Costa (en esos momentos empatado con Cristiano tras su hat trick), al que no le tembló la pierna, pese a que su última pena máxima la marró ante el Celta. Importante el acierto desde los once metros, a la derecha de Roberto, para seguir sumando confianza (0-1).
Sólo cinco minutos más tarde tuvo la puntilla Adrián, titular ante la baja de Arda. Rápida incursión arriba, combina con Villa, dejada atrás para Koke y pase de primeras para dejar solo a Adrián. Pero el asturiano, con tiempo para pensar, la revienta fuera. Se le acaban las oportunidades al paisano del Guaje.

En la segunda parte el partido transcurrió con mucha calma. Por debajo en el marcador, el Granada pareció perder el ímpetu inicial. De hecho, sólo Diego Costa pudo sentenciar tras un buen pase de Villa, pero el zurdazo del hispano brasileño (ya más hispano que brasileño) lo repelió Roberto.

Y EL SEGUNDO PENALTI A VILLA
Y a doce del final, sí llegó el finiquito. Balón que roba Filipe Luis en su propia área, tira una pared y realiza un cambio de juego genial para dejar solo a Villa en el flanco contrario. El Guaje pisa área, recorta con la derecha y esta vez el otro central, Murillo, también le arrolla y le derriba.
“Le han hecho los dos penaltis a Villa. Debería tirar éste”, pensé de inmediato.
Por supuesto, igual pensó Villa. Y a Diego Costa le pareció bien. Pese a que en esa lucha desigual que ahora mismo mantiene con Cristiano cada gol cuenta, el futuro nueve de España se la dejó al actual Pichichi de España. Y éste no falló. 0-2 y a otra cosa.

Y A PENSAR EN EL BILBAO
En esas otras cosas, dio tiempo a que expulsaran a Filipe por doble amarilla (podrá jugar ante el Athletic por las vacaciones del Comité, pero se perderá el partido de El Madrigal. Peor) y a que Ighalo cabeceará el 1-2 tras un buen centro de Nyon y deshiciera el empate a siete goles entre Courtois y Valdés en el Zamora (estamos en todos los frentes...).
Era el minuto 90, y por suerte dio poco tiempo a sufrir. El Atleti sigue en lo más alto y ahora, como dice Simeone, “lo bueno de esto es que no pensamos más allá del partido importante que tenemos ahora con el Bilbao”. ¿Para qué más?

2 comentarios :

Lopez dijo...

El Atleti no jugo un buen partido pero se ha convertido en un equipo super fiable que gana siempre. Que pena de fallo el dia del Espanyol (que tampoco merecio perder) porque iria primero.
Si sigue este ritmo, el Atleti-Barça de la ultima jornada va a ser la bomba.

Martín Olivé dijo...

Muy bueno el blog, te dejo el mio

http://futbolparaentendidos.blogspot.com.ar/

Nos leemos, saludos.